Arquitectura urbana: 

modelando paisajes con luz

Pabellón de Bilbao, 
Shanghái

   

Descubre cómo una escultura urbana dinámica ha cobrado vida con la luz.

Una obra maestra luminosa 

que permite al visitante experimentar la evolución de Bilbao a través de un recorrido multimedia e interactivo."

Desafío del cliente


Para la Exposición Universal de Shanghái 2010, se eligió a la ciudad española de Bilbao entre 113 ciudades competidoras como ejemplo brillante de desarrollo urbano sostenible. Para celebrar este reconocimiento, las autoridades bilbaínas montaron una instalación que explicaba la evolución de la ciudad en la exposición. Pero para hacer justicia a los logros de Bilbao hacía falta un elemento sobresaliente como pieza central.

La iluminación adecuada

 

La instalación de Bilbao en la Exposición Universal de Shanghái, titulada “Bilbao Guggenheim”, conmemoraba la notable transformación que la ciudad ha hecho en los últimos 25 años. Bilbao, que ha pasado de un estado de deterioro medioambiental y crisis industrial a convertirse en una de las ciudades más atractivas de Europa, es un ejemplo brillante de renovación urbana. La pieza central de la instalación de la Expo, construida por la artista Esther Pizarro, era una enorme escultura de luz y materia que representaba la arquitectura de la ciudad.

 

Philips tuvo el orgullo de facilitar la iluminación. La instalación se diseñó como una “caja cerrada”, donde la iluminación ayuda a crear una experiencia de entrada. Se eligió la tecnología iColor Flex SL para la iluminación dinámica de la escultura, permitiendo el control individual de cada LED. Los efectos de color resultantes, que cambiaban y se transformaban frente al visitante, permitían a la artista crear cajas de luz y redes brillantes de LED. Con la ayuda de la programación por ordenador se utilizaron estas redes para crear una coreografía luminosa que representaba la transformación de la ciudad.

 

La ría de Bilbao se recreó mediante Philips Flexitube LED. Se utilizaron más de 80 metros de Flexitube azul brillante, que abría una vibrante zanja en la ciudad y cierta similitud a los dragones de la mitología china. El control de los efectos de iluminación se realizó mediante el controlador Pharos LPC20, que se programó al ritmo de los vídeos proyectados en las paredes. El resultado final fue una mezcla sobrecogedora de arte y luz.

 

Philips suministró toda la solución audiovisual integral del pabellón, incluidos los sistemas de iluminación dinámica, el control y la programación, los proyectores de vídeo, el software de gestión de contenidos, el equipo de efectos de audio y la puesta en marcha de la instalación.

Arquitectura urbana: modelar el paisaje
con luz

El equipo

Ayuntamiento de Bilbao

Cliente

Al sitio web

Artemio Fochs, Carlos Lahoz, Inés Primo de Rivera

Arquitecto

Vitelsa

Instalador

Al sitio web

Esther Pizarro

Diseñadora del modelo

Casos relacionados

You are now visiting our Global professional lighting website, visit your local website by going to the USA website